Share this story

Should we try shaming for our disobedient son?

¿Deberíamos tratar de avergonzar a nuestro hijo desobediente?

P: Nuestro hijo nos desobedece constantemente. El colmo fue esta semana cuando llevó en su carro a algunos amigos, aunque se lo hemos prohibido expresamente. Castigarlo no ha funcionado, platicarle fuerte no han funcionado… Estoy pensando en que se pare en una esquina con un letrero como he visto en Facebook. ¿Esto es efectivo? ¿Es inculcar responsabilidad o avergonzarlo?

R: Nuestros uniformes de cuarto grado incluyen corbatas de moño. Cuando una niña se olvidó de su corbata, la hermana le proporcionó la corbata de un niño. La mayoría de nosotros tenía un solo uniforme; los que tenían más dinero tenían una corbata extra escondida en sus escritorios, pero no se les permitía compartirla. La mañana en que olvidé mi corbata, la vergüenza se me impregnó todo el día. Estaba tan angustiada después de la escuela que mi madre me compró una corbata de repuesto. Como viuda que conducía a tres niños a la escuela antes de ir a trabajar, pensó que nuestras mañanas caóticas desempeñaban un papel.

Piense cuidadosamente sobre el resultado deseado antes de avergonzar a su hijo.

¿Cuál es una consecuencia lógica?
Los accidentes automovilísticos son la principal causa de muerte entre los adolescentes de EE. UU. La conducción distraída y la conducción con otros adolescentes aumentan el riesgo de un choque. La consecuencia lógica es perder privilegios de conducir; elija la cantidad de tiempo que realmente aplicará, por ejemplo, de dos a cuatro semanas. Él puede andar en bicicleta, usar el transporte público o ser conducido por usted. Establezca un plan para el éxito futuro descargando un Contrato de manejo entre padre e hijo adolescente de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), modificándolo según sea necesario. Incluya consecuencias por romper las reglas.

Aborde otros aspectos de la desobediencia.
Como su hijo desobedece constantemente, programe un horario para hablar sobre las expectativas. Una actividad que usted ve como una transgresión moral puede ser percibida por su hijo como una preferencia personal. Muchos adolescentes ven limpiar sus habitaciones de esta manera. Haga hincapié en los aspectos claves del comportamiento que deben modificarse, pero sea flexible. Una vez más, decida las consecuencias por romper las reglas. En lugar de recurrir a Facebook, busque en las Escrituras ideas: “Porque el Señor da sabiduría, de Su boca vienen el conocimiento y la inteligencia”. (Prv 2:6)

La Dra. Cathleen McGreal es profesora de psicología y directora espiritual certificada.