Share this story

St. Joseph was a holy man – and a very good father

San José era un hombre santo—y un muy buen padre

Festividad: 19 de marzo

San José, el jefe de la Sagrada Familia, es el patrón de todas las familias, especialmente de los padres, y el patrón y protector de nuestra familia en la fe, la Iglesia universal.

Las Escrituras no dicen mucho sobre San José, pero podemos averiguar qué tipo de hombre era solo por lo poco que leemos. Venía de la línea real del Rey David, pero era un hombre de medios modestos que solo podía permitirse el sacrificio del templo de dos palomas cuando Jesús fue circuncidado. Era un hombre que amaba y confiaba en Dios, escuchaba los mensajes de los ángeles y confiaba en ellos. Era un hombre valiente, que seguía el plan que Dios tenía para él, aunque era contrario a las normas sociales de la época. Era un hombre de acción, hacía lo que tenía que hacer para proteger a su familia del peligro. Se aseguró de que Jesús fuera educado en la práctica de su fe, haciendo el viaje anual a Jerusalén para la Pascua. Era un padre bueno y amoroso, preocupado por Jesús cuando desapareció durante uno de los viajes de Pascua.

San José es un modelo maravilloso para los padres de hoy. Nos enseña a amar y confiar en Dios, al elegir seguir el plan de Dios sobre lo que podría haber sido el suyo. Nos enseña a amar a nuestros cónyuges, uno de los regalos más importantes que podemos dar a nuestros hijos. José antepuso las necesidades de María a las suyas, sacrificando su reputación para proteger las suya y apoyando su elección de seguir el plan de Dios para su vida. Nos enseña a amar a nuestros hijos, abrazando al niño Jesús como su propio hijo, proporcionándole cuidado, orientación y protección humilde y silenciosamente a medida que crecía.

No leemos nada más sobre José después de que su familia se reunió durante esa aterradora visita a Jerusalén. Debido a que Jesús confía a María a uno de sus discípulos en su crucifixión, podemos suponer que José murió antes de que Jesús cumpliera su misión en la tierra. Durante generaciones, los católicos han pintado una imagen de José respirando por última vez con María y Jesús a su lado para consolarlo.

Read this article in English! (Versión en ingles)