Share this story


Un héroe del Viejo Oeste - Junípero Serra

No llevaba un sombrero Stetson o un revólver, ni montó un caballo negro, pero el Beato Junípero Serra fue un verdadero héroe del viejo oeste. Este monje franciscano, cuya fiesta se celebra el 1 de julio, fue el responsable de la difusión del cristianismo en todo California cuando la costa oeste era todavía territorio de misión.

Miguel José Serra nació en la isla de Mallorca en 1713, y tomó el nombre de Junípero cuando entró en la orden franciscana en 1730. Después de su ordenación en 1737, fue profesor de teología y filosofía en la Universidad de Padua hasta 1749 cuando viajó a la Ciudad de México para enseñar en un colegio misionero allí. Una vez en México, pidió ser asignado a las misiones, donde aprendió la lengua de los indios Pames y tradujo el catecismo a su idioma.

En 1769, a los 56 años de edad, Serra fue nombrado superior de los 15 franciscanos asignados a las misiones indígenas de Baja California. Viajó hacia el norte, estableciendo misiones y convirtiendo a los nativos a su paso. En total, fundó o ayudó a establecer 21 misiones, incluyendo San Diego, San Carlos, San Luis Obispo, San Juan Capistrano y San Francisco. Serra eligió caminar de misión a misión a pesar de que su pierna estaba lisiada y que sufría de asma.

En 1778, cuando se le dio la autoridad para administrar el sacramento de la confirmación, volvió a visitar las misiones desde San Diego hasta San Francisco, una distancia de 600 millas, para confirmar a los que había bautizado - más de 5,300 personas. En el momento en que la obra de su vida había terminado, había viajado alrededor de 5,500 millas a pie.

Junípero Serra murió el 28 de agosto de 1784, y fue enterrado en la misión de San Carlos Borroméo. Cien años más tarde, la Legislatura de California aprobó una resolución haciendo el 29 de agosto, con motivo del centenario del entierro del Padre Serra, un día festivo. Incluso los no católicos admiraban el trabajo realizado por Serra, que incluía la introducción de sistemas agrícolas y de riego, instando el paso de un sistema de leyes para proteger a los indios de California frente a los abusos de los soldados españoles y la creación de una red de carreteras.

El Papa Francisco canonizó el Beato Junípero Serra el 23 de septiembre en el Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción en Washington, DC, durante su visita a los EE.UU.