Share this story

How can I do my part to care for our common home

¿Cómo puedo hacer mi parte para "cuidar nuestra casa común"?

El Papa Francisco publicó hace seis años su encíclica Laudato Si’: Sobre el cuidado de la casa común. A continuación, se muestran algunas formas en las que puede seguir contribuyendo a dar forma al futuro de nuestro planeta.

  1. Aprenda lo que enseña la Iglesia. La encíclica habla de la relación que los humanos tienen con la creación. El Papa Francisco resume las enseñanzas de las Escrituras, los papas anteriores, el Catecismo, la doctrina social católica y los santos para recordarnos que estamos llamados a "escuchar tanto el clamor de la tierra y el clamor de los pobres".
  2. Examine sus elecciones y el impacto que tienen en la tierra. Quizás ya hace cosas para conservar el agua y la energía o está comprometido con el reciclaje. Visite el sitio web de Catholic Climate Covenant, una organización formada por la USCCB para implementar la enseñanza social católica sobre ecología. Sugiere diez formas en las que puede marcar la diferencia y proporciona excelentes recursos para aprender por qué los católicos están respondiendo a los desafíos de Laudato Si’.
  3. Conozca a otras personas que compartan su preocupación. Las diócesis y parroquias de todo el país han formado grupos con el propósito de estudiar la encíclica y tomar medidas para convertirse en mejores administradores de los recursos de la tierra. Catholic Climate Covenant estableció Catholic Energies para ayudar a las instituciones católicas a determinar soluciones de ahorro de energía y también para ayudar a financiar proyectos ecológicos.
  4. Ore para recibir orientación sobre cómo ser un buen administrador de la tierra. En Laudato Si’, el Papa Francisco enfatiza en la importancia de comprender el efecto que tienen nuestras actitudes respecto a la creación, en nuestra espiritualidad. Use los salmos y otras Escrituras para mantenerse arraigado al llamado a permanecer en armonía con Dios y con toda su creación.