Share this story

St. Joan of Arc

Santa Juana de Arco, Santa patrona de Francia

Festividad: 30 de mayo

Gracias a las películas, libros y leyendas populares, Santa Juana de Arco parece más familiar que muchos santos porque la hemos visto representada como un soldado de sexo masculino, vestida con una armadura militar. ¿Pero sabías que esta valiente campesina del siglo XV, que ayudó a expulsar a los ingleses del territorio francés durante su larga guerra, nunca tuvo ningún entrenamiento militar? ¿Sabías que ella nunca aprendió a leer o escribir? Y a pesar de que no había ningún entrenamiento religioso formal, Juana de Arco pudo hablar elocuentemente sobre teología y su fe en el juicio.

Motivada por visiones cuando tenía solo 12 años, Siendo  niña, Juana pasó una gran cantidad de tiempo en oración y era sabia más allá de sus años. Debido a su éxito en el campo de batalla, finalmente fue capturada por los ingleses y llevada a juicio por razones políticas. Considerada una hereje y una bruja, Juana se defendió a sí misma y a su fe con gracia y compostura. En un momento dado, se le hizo una pregunta capciosa acerca de estar en la gracia de Dios, la cual, según la doctrina de la Iglesia, uno no podía saber con certeza. Juana respondió: "Si no lo estoy, que Dios me ponga allí; y si allí estoy, que Dios me guarde".

A pesar de la falta de evidencia, Juana fue sentenciada a muerte en 1431 a la edad de 19 años. Mientras estaba atada a la hoguera, ella pidió una cruz y la recibió . Veinticinco años después de su juicio, su sentencia fue anulada y la Iglesia la declaró mártir. Fue canonizada en 1920 por el Papa Benedicto XV.