Share this story

She says: I'm tired of being the disciplinarian

ELLA DICE: ‘Estoy cansada de ser la encargada de la disciplina

Jason viaja mucho por el trabajo, lo que significa que a menudo actúo como una "madre soltera". Cuando llega a casa, todas las reglas salen por la ventana y es como unas vacaciones para los niños. Mi hijo me dijo que le gusta más su padre que yo porque "¡Papá es más divertido!" Necesito algunos cambios.

ÉL DICE
‘Quiero ser el padre divertido'

Sherry está haciendo una montaña de un grano de arena. Mi trabajo es estresante y estoy lejos mucho. Cuando vuelvo a casa, no quiero perder el tiempo disciplinando a los niños y haciendo cumplir la hora de acostarse. Quiero construir recuerdos felices con ellos, ¡sin tener una versión de mi infancia de ‘espera hasta que tu padre llegue a casa!’”.

¿Qué hacer?
Es difícil ser un padre que viaja por trabajo o está en el ejército. Puedes sentir que te estás perdiendo una gran parte de la vida de tus hijos. No es sorprendente que Jason quiera acumular toda la diversión en su corto tiempo en casa. Pero también es difícil ser el padre que se esfuerza a través de la rutina diaria de criar a sus hijos, especialmente cuando eres la única que imparte disciplina.

No es sorprendente que el primer paso para Jason y Sherry sea hablar. Son una pareja, y es importante que sus hijos los vean como un frente unificado. Ninguno de los padres necesita ser “el padre malo", ni solo uno puede llegar a ser el "padre divertido". Deben analizar las reglas que consideran razonables y beneficiosas para que tus hijos sigan, independientemente de quién esté en casa.

Aquí es donde la tecnología es una bendición. Usa Skype cuando Jason esté de viaje, para que pueda hablar con los niños con regularidad. Él puede usar una copia de un libro favorito para leerles historias antes de dormir, preguntarles sobre sus días de escuela y también participar en cualquier disciplina necesaria. De esa forma, Sherry recibe apoyo, y los niños saben que ambos padres están en el mismo equipo.

Cuando Jason esté en casa, planeen algunas actividades divertidas en familia: viajes al zoológico, picnics, películas. Tener a todos involucrados crea relaciones y recuerdos felices. La relajación ocasional de las reglas sobre la hora de acostarse o los dulces puede ser un regalo especial, siempre que ambos padres estén de acuerdo.

Recuerden, como padres, ustedes son los primeros educadores de sus hijos (CIC 1653). Una de las cosas más importantes que puedes enseñarles es la belleza de un matrimonio feliz y una familia fuerte.